Federación de Empresas de la Rioja

La FER y los sectores empresariales consideran que el acuerdo de derogación de la reforma laboral es una falta de respeto al Diálogo Social

La FER y los sectores empresariales consideran que el acuerdo de derogación de la reforma laboral es una falta de respeto al Diálogo Social y contradice las indicaciones de la Unión Europea

 

Causa indignación que este acuerdo se conozca en plena crisis económica y en el peor momento, cuando la prioridad pública debe ser proteger a las empresas, a los autónomos y a los trabajadores para frena el desastre que viene

 

Logroño, 21 de mayo d 2020.- La Federación de Empresas de La Rioja (FER) y el conjunto de los sectores empresariales de la Comunidad Autónoma de La Rioja que están integrados de la Organización Empresarial,  quieren transmitir a través de este comunicado su absoluta indignación por el acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y Bildu, que propone una derogación de la reforma laboral. Una reforma que, por cierto, ha logrado que la pérdida de empresas y de empleo no sea aún mayor.

 La indignación y la enérgica protesta se ha escuchado hoy  desde miles de empresas, microempresas, grandes y pequeños negocios, autónomos y sectores de actividad que han conocido con perplejidad este acuerdo.

El Diálogo Social, despreciado una vez más

Es lamentable que estas formaciones políticas tengan semejante falta de consideración a un instrumento como el Diálogo Social, que desde principios de la democracia ha sido capaz de alcanzar los grandes acuerdos económicos y sociales en España. No contar con los empresarios y los trabajadores para negociar los acuerdos laborales es destruir por completo uno de los principios básicos de nuestro sistema político y revela el desprecio que estas formaciones tienen hacia los representantes legítimos de empresas y trabajadores, que son esenciales en el desarrollo y en el progreso de nuestro país.

Contrario a las indicaciones de Europa

Por otra parte, se trata de un acuerdo político que contradice absolutamente las reflexiones e indicaciones que ahora mismo se está haciendo desde la Unión Europea para conservar nuestro tejido empresarial y los puestos de trabajo. La UE ha hablado recientemente de potenciar las herramientas del Diálogo Social y de los acuerdos establecidos en este marco, para poder sentar mejor las bases de la recuperación tras el estado de emergencia sanitaria creada por el Covid19. Europa aconseja y recomienda a sus socios europeos medidas de diálogo y de flexibilidad laboral, con el objetivo de que este desastre económico y empresarial no siga arrastrando por el camino miles y miles de nuevos desempleados.

Sensibilidad cero

Es decepcionante la nula sensibilidad que estas formaciones políticas tienen en un momento tan grave como éste, en el que tanto están sufriendo las empresas, sus sectores y los trabajadores de este país. En  vez de seguir luchando por el estado del bienestar sustentado por las empresas y su capital humano, se dedican desgraciadamente a seguir destruyendo las expectativas de recuperación.  Y perjudican también a los trabajadores, que están sufriendo una situación muy complicada, ya que una parte muy importante de ellos no han percibido ingreso alguno por parte del SEPE desde el comienzo del estado de alarma.

Nula protección ni a la empresa ni a los trabajadores

En vez de conservar y mantener el tejido empresarial y el empleo,  estas formaciones se dedican a buscar fórmulas que únicamente conseguirán seguir destrozando y eliminando empresas y empleo, ya que es el tejido empresarial y el autónomos los únicas capaces de crear y mantener los puestos de trabajo. Las empresas y los trabajadores, cumpliendo a sus obligaciones tributarias, fiscales, sociales…etc  son los que sostienen también el conjunto de los servicios públicos y el funcionamiento de nuestras instituciones públicas.

Acuerdo insolidario y discriminatorio que provoca desigualdades entre territorios

El acuerdo , además, produce un daño irreparable por la desigualdad que plantea entre las distintas regiones españolas, ofreciendo a Navarra y País Vasco una capacidad de endeudamiento en detrimento del resto del país, fomentando una vez más la España de las dos velocidades y la desigualdad entre los españoles y entre los territorios. Un acuerdo partidista, interesado, discriminatorio y que hiere en lo más profundo a regiones como la nuestra La Rioja, que ha demostrado siempre su solidaridad y contribución a nuestro país. No podemos construir un país como España favoreciendo a unos territorios y perjudicando a otros.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información